Arte y Esperanza

Noticias

Crónicas de un viaje al norte, Capítulo 2

Crónicas de un viaje al norte, Capítulo 2

30.04.2019

Durante la semana del 18 de marzo, cuatro integrantes de la ONG viajamos al norte argentino. Desde 1985 y a lo largo de más de 30 años, Arte y Esperanza visita periódicamente a los pueblos indígenas. Lo que comenzó con el Gran Chaco, se expandió a un total de 36 comunidades a las que acompañamos y, desde entonces, se han generado proyectos que involucran ocho etnias diferentes así como artesanos y artesanas, y pequeños productores con dificultades de comercialización. En esta ocasión, parte de nuestra misión abarcaba la visita de las tiendas Manos Andinas, a través del Proyecto “Manos Andinas” en el año 2006; así como la visita al Grupo Mujeres Esperanza en Iruya con el fin de presentarnos y llevar a cabo una capacitación con la ayuda de Marcelina, artesana de La Quiaca experta en trabajar el vellón de llama; y a las artesanas de la Asociación Airampo en Susques, pueblo del altiplano jujeño.

Tras nuestro primer día en Purmamarca, despertamos en la churita de Humahuaca. Allí, nos encontramos con la artesana Marcelina, quien expone y vende sus tejidos en Manos Andinas. Proveniente de La Quiaca, viajó con nosotros a Iruya. Con el sol del mediodía, cruzábamos el río para llegar a la Iglesia, donde el padre Vidal nos abrió las puertas para acomodarnos y pasar la noche. Una vez ya instalados, nos presentamos y encontramos con el Grupo Mujeres Esperanza para conocer su tienda, ubicada a dos cuadras de la Plaza de Iruya, sobre una esquina en color celeste. Marcelina, transmitió su experiencia en el tratamiento de vellón de llama. A través del trabajo artesanal, ella comenzó una nueva etapa de empoderamiento que le permitió acceder a una mejora en su calidad de vida. Finalizando la jornada, ayudamos a repartir entre las artesanas 4 kg de vellón que trajo desde La Quiaca; también, explicó el procedimiento que llevan a cabo en el taller, cómo elaboran el hilado y qué maquinarias y demás medios de producción le facilitaron la creación de diferentes prendas. Luego, entrada la noche, visitamos la tienda Manos Andinas Cáritas, donde compramos ponchos artesanales para incorporar a nuestra mercadería en las tiendas de Buenos Aires.


Volver